16/10/16

CRÓNICAS BALCÁNICAS: ŠIBENIK, DÍAS DE CALIZA Y MÁRMOL





Al pasar por el deslucido extrarradio de Šibenik (46.000 habitantes) a uno ya le entraban dudas de que fuese una buena elección, no había nada que temer, una vez que nos introducimos en el casco medieval, nuestra opinión cambia por completo.






Un laberinto de empinadas callejuelas nos reciben donde la blancura resplandece sobre el fondo de las aguas quietas de la bahía, en todo el entramado medieval, la piedra caliza y el mármol reinan en absoluta armonía.

A diferencia de muchas ciudades de la costa dálmata, Šibenik no la fundaron ni los romanos, ni los ilirios, ni los griegos, sino un rey croata en el S. XI, posteriormente en 1116 pasó a manos de lo venecianos como toda la costa croata.

La ciudad vivió su último episodio dramático en 1991 cuando fue tomada por el Ejército Federal Yugoslavo en 1991 y fue blanco de los bombardeos hasta su liberación por los croatas en 1995 en la llamada "Operación Tormenta". Apenas se ven vestigios hoy en día de esa destrucción, nos lo recuerdan las fotografías de un museo sobre el asedio fuera del casco histórico. En la planta baja del destruido Hotel Krka.




























En realidad, veníamos atraídos a Šibenik, para visitar la Catedral de San Jaime, declarada Patrimonio de la Humanidad, una joya de la arquitectura dálmata (actualmente en fase de restauración) construída íntegramente con piedras de las canteras de las islas aledañas, su particularidad es que se trata de la mayor iglesia del mundo armada sólo con piedra, sin ningún tipo de soporte de ladrillo ni de madera. Además el templo también es único porque su forma interior se corresponde con la forma exterior.






El rasgo más atípico de esta catedral gótico-renacentista es su friso de 71 cabezas en los muros exteriores, donde cada una muestra distintos estados de ánimo y muecas diferentes, parecen caricaturas, pero en realidad son retratos fieles de de algunos ciudadanos de Šibenik de la época. Se necesitó una gran suma de dinero para construir la catedral, y según se dice, a los más tacaños se les "castigó" con su imagen más desfavorable y grotesca.









También hay que fijarse en el portal del León de la cara norte de la catedral, donde aparte de dos leones, vemos las representaciones de Adán y Eva tapándose con rubor sus vergüenzas. Y ya que estamos aquí, merece la pena pagar 2 eurillos a regañadientes para pasar al bello interior del templo donde podemos admirar y hacernos una idea de porqué ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad.
















Y después de callejear y callejuelear por la parte alta de la pequeña ciudad, la visita la damos por finalizada. De nuevo regresamos a la carretera que discurre paralela a la costa de Dalmacia.

























PRÓXIMA PARADA: TROGIR

Recomendamos:

LMD PRESENTA: I FESTIVAL DEL CÍRCULO HAUSISTA

Desde LMD nos complace presentaros y sumarnos gustosos a este Festival de cine (Vía Telegram) que empezó este pasado 1 de Noviembre y...

LOS MÁS POPULARES: