Crónicas helvéticas: Berna

marzo 22, 2013


Después de la visita matinal-dominical a Friburgo, llegamos a Berna pasado el mediodía, aparcamos en el parking subterráneo de la plaza del casino, el Hostel estaba dentro del casco antiguo de la ciudad.



Hablar de Berna no es asunto baladí, como diría un castellano rancio, ya que su ciudad vieja está declarada como Patrimonio de la Humanidad, uno de las pocas que tiene la Confederación Helvética, me sorprendió que Suiza tenga declarados tan pocos en la lista de la UNESCO, tratándose de un país tan lleno de contrastes culturales y de tan excelsa naturaleza.



Posiblemente, la ciudad vieja de Berna sea unos de los cascos históricos medievales más extensos y bellos que haya visto de la vieja Europa.

Dejaré que mis fotografías y el texto de wikipedia hablen por mí a partir de ahora, ahora si me disculpan, seguiré consultando mi enciclopedia de sinónimos pedantes, épicos y grandilocuentes.






El casco antiguo de Berna es el centro histórico de la ciudad suiza de Berna. Sigue siendo uno de los mejores testimonios del urbanismo medieval en Europa, y, como tal, se incluye desde el 1983 en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Fundada en 1191 por el duque Berchtold V en una colina rodeada por el río Aar ofrece una protección natural por tres lados, el otro lado está protegido por la muralla, la Torre del Reloj y los fosos. El plano fue elaborado de acuerdo con un principio urbanístico excepcionalmente claro.
Después de la extinción de la casa de Zähringen en 1218 la ciudad pasó a ser libre y obtuvo los privilegios del emperador Enrique IV. Después de un grave incendio en 1405, la ciudad fue reconstruida.





Los edificios y monumentos notables de este periodo son:
  • La Torre del Reloj "Zytgloggeturm" (construida en el siglo XII y restaurada en 1771). Reloj Astronómico del siglo XVI.
  • La colegiata, más conocida como catedral, de estilo gótico tardío suizo (construido entre 1421 y fines del siglo XVI. Tiene un campanario de 100 m de altura.
  • Las arquerías comerciales del siglo XV. Arquitectura característica, balcones, torres en las esquinas soportales.
  • Las fuentes del siglo XVI, decoradas con figuras alegóricas. En todas las plazas y a lo largo de las calles.



La mayor parte de la ciudad medieval que fue restaurada en el siglo XVIII, pero ha conservado su carácter original.
Capital de Suiza desde 1848, grandes monumentos públicos afirman su nueva función:
  • Palacio federal (construido entre 1894 y 1902),
  • Museo de Bellas Artes,
  • Museo de Historia,
  • Universidad.



Próxima parada: Interlaken

You Might Also Like

0 comentarios

Recomendamos:

CRÓNICAS DE INDOCHINA: HUE, CIUDAD IMPERIAL

La antigua ciudad imperial de Hue, uno de los centros culturales e históricos más importantes de Vietnam, es célebre por por su tradició...