CRÓNICAS BALCÁNICAS: TROGIR




La pequeña Trogir es una auténtica preciosidad de tortuosas calles  rodeadas de murallas medievales que junto a su pequeño paseo marítimo atestado de bares y cafés le da un toque  de tranquilidad y autenticidad, alejada de otros pueblos o ciudades donde todo está más atestado de gente.





Trogir destaca entre las localidades dálmatas por tener gran cantidad de edificios románicos y renacentistas  de su época veneciana, por lo cual, la ciudad histórica de Trogir fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1997.








Catedral de San Lorenzo





Pese a sus pequeñas dimensiones, son numerosos los edificios que se conservan intactos de su época dorada (XVIII – XV). El casco antiguo de Trogir ocupa una pequeña isla en el estrecho canal que separa la isla de Ciovo de tierra firme. Lo mejor es dejarse llevar y disfrutar de una ciudad medieval a escala, casi te parece de atrezzo.


Fortaleza de Kamerlengo




































PRÓXIMA PARADA: Palacio Diocleciano de Split

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....