LA RUTA NIPONA: TOKIO (V) - (COSPLAYERS DE HARAJUKU Y BODAS SINTOÍSTAS)

 Último día en Tokio antes de cambiar los ambientes urbanos capitalinos por los del Japón más rural en los llamados Alpes japoneses, la Jornada dominical empezaría en la zona de Harajuku.

Harajuku es la sede de la es la pasarela de Tokio, donde fashionistas y modernos de la ciudad salen de compras y a mostrarse.






Takeshita-Dori es el famoso bazar de la subcultura local, una calle y sus adyacentes repletas de tiendas de ropa y cafeterías al que peregrinan los adolescentes de todo el país, frecuentado por varias tribus urbanas, entre ellas, las famosas Gothic Lolitas.

Dentro del propio barrio de Harajuku se pueden encontrar dos tendencias claramente diferenciadas. Por un lado, y siendo ésta característica de Harajuku, se encuentran las modas más radicales de la ciudad como el gótico extremo o el punk y por otro lado, más pegado a Omotesando, se encuentra la zona pija, con tiendas como Louis Vuitton.


Estación de Harajuku, y su arquitectura de inspiración germana

Al salir de la estación de la estación si giramos a la derecha, unos 100 metros caminando nos encontraremos con una calle en perpendicular que nos corta el camino. Es un puente que pasa por encima de las vías del tren. En este puente, cada domingo desde por la mañana hasta el medio día/tarde se reúnen algunos jóvenes que practican cosplay, aunque no obligatoriamente sus ropas deben ser de algún carácter extraído del manga. Si no que crean su propio atuendo, su propia moda. Así es Harajuku.



















Al contrario que muchos adeptos a este tipo de práctica en España puedan pensar, en Japón, los cosplayers, están muy mal vistos fuera de sus ‘entornos’, por lo que jamás veréis a un cosplayer caminar disfrazado por el barrio de Asakusa, por poner un ejemplo. Pero en eventos de este estilo o en este barrio mismamente, podréis disfrutar de ellos y fotografiarlos sin problemas. Es más, les encanta ser fotografiados como muestran las imágenes.

















El pulmón verde de este barrio es el parque Yoyogi, punto de encuentro de músicos callejeros, artistas de distinto pelaje y domingueros de pic-nic, este parque es la antigua sede de la villa olímpica de los Juegos de 1964, de hecho, podemos encontrarnos con el cercano Estadio Nacional, construido para dicho evento.

Línea de autobús dedicada a Hachiko


Estadio Nacional


Proseguimos nuestro paseo y anexo a este parque nos encontramos con el  Meiji-jingu,  el santuario sintoísta más grande de Japón. Construído en 1920, fue bombardeado en la Segunda Guerra Mundial y reconstruído en 1958.

Sin embargo, a diferencia de tantas otras reconstrucciones de posguerra en Japón, en el santuario Meiji, se respira autenticidad.



La elevada torii de madera de 12 m. que señala la entrada al recinto se creó con un ciprés de 1500 años de antigüedad.



El recinto del santuario, tan sólo es una pequeña parte de  los extensos terrenos ajardinados que lo rodean. En su día fueron terrenos imperiales y en ellos es fácil abstraerse del bullicio tokiota, y así comprender la devoción que sienten los japoneses por los jardines y el arte que emplean en sus cuidados.







Casa de té en el jardín imperial Meiji 


Ejerciendo de improvisado paparazzi en una boda sintoísta




















Dejamos atrás el barrio de Harajuku y andando unos 30 min. pasamos de largo por Shibuya para adentrarnos en el pequeño barrio de Dogenzaka o también llamado el Love Hotel Hill, sede de los conocidos hoteles del amor, bares, cafeterías y la Escuela de cine de Tokio. 











La noche se nos viene encima, es hora de retirase a descansar, no sin antes, validar el JR Pass y reservar el shinkansen que nos llevará a Takayama al día siguiente.

Dejamos atrás Tokio, no le decimos adiós, porque volveremos a vernos una semana después antes del regreso a casa, pero ahora toca adentrarnos en el Japón rural....







PRÓXIMA PARADA EN LA RUTA: TAKAYAMA

(Próximamente)





Share:

0 comentarios

LOS MÁS POPULARES:

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...