LA RUTA NIPONA: TAKAYAMA

octubre 23, 2014



Tras un pequeño parón bloguero, nuestro viaje por Japón continúa, hemos dejado atrás Tokio y como ya avanzamos, nos dirigimos en tren al pintoresco Takayama.



Esta pequeña ciudad trabajadora ( o más bien, gran pueblo) de 90.000 habitantes, sigue conservando su encanto tradicional, luce uno de los paisajes urbanos más evocadores de Japón y tiene uno de los festivales más prestigiosos del país.

Su trazado urbano, a modo de tablero de ajedrez, se remonta a finales del siglo XVII e incluye una riqueza de museos, galerías de arte y templos, impensable para una ciudad de estas características.






El viajero encontrará irresistibles sus ryokans (posadas tradicionales) del período Meiji, sus santuarios y templos de montaña y su marco ribereño. El olor a madera y barniz se hace patente mientras se pasea por sus calles.

Takayama se recorre fácilmente a pie o en bicicleta y constituye el perfecto punto de partida (o final) a cualquier viaje a la ancestral provincia de Hida y los Alpes japoneses.



Para adentrarnos al casco antiguo y lugares más interesantes de Takayama, nos dirigimos al norte de la población y basta cruzar el río Miyagawa y encontrarnos con el antiguo barrio de  Sanmachi-suji, este distrito de mercaderes, sigue conservando ese aroma al Japón medieval.

Allí nos encontramos con añejas destilerías de sake, onsen ryokans y antiguas viviendas de samurais proscritos con pasadizos secretos.


































Nos dirigimos más hacia el norte y el terreno empieza a empinarse, estamos en los barrios de Teramachi y Shiroyama-koen, un sendero comunica estos dos montañosos barrios orientales.

Los dos barrios, cuentan con más de una docena de templos, santuarios y cementerios, es sólo un aperitivo, en cuanto a lo escarpado, monumental y explosión de naturaleza de lo que nos encontraremos en la apabullante Kyoto. Todo un evocador y solitario paseo rompepiernas entre musgos, bosques espesos, angostos senderos cayendo la tarde. Una experiencia inolvidable.









































El recorrido nos deja exhaustos, una cena temprana a base de la célebre ternera de hida (gyu) y retirada para disfrutar del ryokan.

Al día siguiente nos esperaban las aldeas históricas Patrimonio de la Humanidad de Shirakawago.

You Might Also Like

0 comentarios

RECOMENDAMOS:

SUPERHÉROES DE MIERDA QUE FRACASARON ESTREPITOSAMENTE

LMD siempre se ha caracterizado por ser un sitio solidario que siempre se acuerda de los olvidados y desfavorecidos, aquellos que hacen el...

Labels

2012 2013 2014 2015 2016 2017 aarau amberes amsterdam análisis andalucía animadultos aquitania areco argentina arquitecturas arte artículos asiático atenas avances barcelona basilea berlín berna blagaj bled bosnia bratislava brujas budapest buenos aires burgos camboya castelfranco chanante chester chorradas ciencia ciencia-ficción cine citas cittadella cómics conciertos críticas croacia crónicas curiosidades danang denuncia deporte difusa directores discoapocalipsis dubai dublín dubrovnik edam efemerides entrevistas escandinavia eslovenia español estadísticas estambul estocolmo europeo eventos extremadura felicitaciones filadelfia filmografilias footage fotografia friburgo frikadas grecia gruyeres guadalajara hanoi hiroshima historia hoian homenajes hue humor iguaçú Iguazú interlaken internacional Italia kyoto laponia latinoamericano leyendas liechtenstein lisboa listas literatura liubliana liveleak liverpool lofoten lucerna mancha marken medios mississippi miyajima mostar música musicales nacional nara nashville navarra nikko nipona nueva orleans NYC oculto opinión oranje pajas mentales personajes plitvice pocitelj política postojna redes sociales reflexiones reportajes de investigación reseñas retro road roma saigon salir sarajevo series shirakawago sibenik sigtuna sociedad SoundCloud split spotify subversión suiza takayama tecnología tendencias terror teruel thrillers tokio treviso trogir twitter ulster uppsala usa venecia viajes videojuegos viena vietnam vimeo visionados volendam washington webs wonder youtubes