6/10/14

LA RUTA NIPONA: TOKIO (II) - CERCA DE SHIBUYA

Si tenemos que hablar de Shibuya, deberíamos empezar hablando de el paso de peatones más afamado del planeta Tierra. (con permiso de Abbey Road)



Considerado el más transitado del mundo, este cruce, se le conoce como the scramble (El barullo", la gente atraviesa al unísono en todas direcciones (cuentan que hasta 1000 personas en cada cambio de semáforo) y aún así se las apañan para no chocar entre sí.



A simple vista, puede parecer una chorrada que un cruce de peatones sea motivo de atracción turística, pero basta esperar al cambio de disco desde un sitio en alto (desde la misma estación de Shibuya o el Starbucks de enfrente) para comprobar que hasta los mismos japoneses fotografían y graban esa almagama humana cruzando como si de una coreografía se tratase.

El  mural sobre Hiroshima "El mito del mañana" está considerado como el "Guernica japonés" de Taro Okamoto

Más allá de todo eso, Shibuya, tan bien plasmado en Lost in Translation de la nariguda Sofia Coppola, vendría a ser como un céntrico ( aunque Shibuya está situado al suroeste de Tokio) escenario urbano de pantallas gigantes, luces estridentes y bombardeo de publicidad como: Callao, Picadilly o Times Square...





Shibuya es uno de los centros tokiotas de la cultura juvenil. Las arterias principales de este lugar están plagadas de toda clase de tribus urbanas que acuden a sus tiendas de moda, discos, bares, restaurantes y hoteles del amor en la anexa zona de Dogenzaka, que conoceremos otro día.





Buscando wi-fi antes de cruzar


A la salida de la extensa y laberíntica estación de Shibuya podemos encontrarnos con la estatua del célebre perro Hachiko, punto de encuentro inevitable de propios y extraños, y que guarda una historia que supongo que conoceréis de sobra y me ahorraré contaros.














Un largo paseo por la zona, unas pintas en un bar irlandés (una de mis teorías es que el maquiavélico plan de los irlandeses es colonizarnos con sus pubs, como naves nodrizas) bastaron para tomarle el pulso a tan singular zona.

El señor mirón de Tower Records


Al día siguiente a dos horas de tren nos aguardaba una excursión, a la que fue una de las tantas antiguas capitales de Japón: La histórica Nikko, con su conjunto de templos y santuarios declarados Patrimonio de la Humanidad.

Allí nos aguardaba unos de las escenarios más impactantes y evocadores de La ruta nipona.

No hay comentarios:

Recomendamos:

LMD PRESENTA: I FESTIVAL DEL CÍRCULO HAUSISTA

Desde LMD nos complace presentaros y sumarnos gustosos a este Festival de cine (Vía Telegram) que empezó este pasado 1 de Noviembre y...

LOS MÁS POPULARES: