LA RUTA NIPONA: TOKIO (IV) - AKIHABARA (DAME TU FUERZA PEGASO)


























Señoras y señores, bienvenidos a la marciana "Ciudad de la electrónica", pasen y vean, visiten sus macro tiendas donde venden toda clase gadgets electrónicos, pueden comprar desde un vibrador USB, hasta toda clase de fundas de silicona para móviles con tetas en relieve, pasando por toda clase de disfraces para hacer un cosplay, piérdanse en edificios de 10 plantas dedicados exclusivamente a la venta de anime, manga, figuritas de coleccionistas, Tiendas de videojuegos donde te puedes comprar la Playstation 4 y la SEGA Master SystemMaids café, donde sexys criadas "kawaii" vestidas de época victoriana cantan y bailan canciones infantiles, locales donde pagando por una cantidad de tiempo, puedes elegir gatetes para jugar con ellos y acariciarlos, salones recreativos inmensos donde puedes echar una partida del incomprensible Pachinko, al Street Fighter o sudar la gota gorda con una dance machine...







Todo eso y mucho más en un barrio efervescente, atípico, único en el mundo, todo un carrusel de colores y sonidos, donde puedes hacer bicarbonato tu tarjeta de crédito, un lugar que no deja a nadie indiferente, tanto para auténticos devotos de la cultura Otaku, como para  neófitos o simples curiosos ajenos a tan complejo submundo.






Akihabara empezó su andadura después de la II Guerra Mundial, cuando en las inmediaciones de la estación se convirtieron en un mercado negro de piezas de radio y pequeños electrodomésticos, siete décadas después, el barrio se parece más bien poco a sus orígenes.




No obstante,este centro llamado Akihabara Radio Center sigue siendo el mercado matriz y aún palpitante del más comunmente llamado barrio de Aki.

Estrictamente para entendidos de la electrónica de la vieja escuela, estos dos laberínticos pisos con decenas de puestos de electrónica, situados en los bajos del tren elevado de la estación, rezuman autenticidad por todos lados, en ellos podemos encontrar toda clase de aparatos de radio vintage, tostadoras, cámaras de fotos analógicas, cámaras espía, resistencias, paneles electrónicos, interruptores, conmutadores, jacks y otros componentes...

Radio Center






Perderse en las numerosas plantas del Don Qujote Co. es toda una experienciaademás de su familiar nombre, supone surtirse de numerosos artículos a precios muy asequibles. Uno puede hacer un inciso tomándose un café y navegar un poco por internet (no es muy habitual como podría parecer los locales con wi-fi) en el Café Moco y seguir indagando por el barrio haciendo paradas en el salón recreativo Super Potato o visitar el AKB48 Café para saber los entresijos de la super banda de chicas que se compone de hasta 60 miembros rotativos, todo un fenómeno de masas del pop comercial japonés.









Takeshi Kitano is watching you





Pachinko





Los japoneses y su obsesión por las tetas grandes

Postureo otaku


La noche sabatina cae sobre Tokio y los neones se imponen a un día gris que amenazaba lluvia, dejamos atrás las bulliciosas calles de "Aki" y nos dirigimos a la más relajada y también "snob" zona de Roppongi.























Roppongi en su día conocida por sus vicios nocturnos, se ha reinventado a lo largo de los últimos 10 años y ahora desprende un cierto aire de sofisticación y pijerío.
Torre Mori


La transformación empezó en 2003 con la inauguración de Roppongi Hills, un enorme complejo de tiendas, oficinas, pubs, restaurantes y un museo de arte, una especie de mini-ciudad dentro de Tokio solo apto para bolsillos generosos.





Presidiendo este laberíntico complejo, se encuentra la torre Mori, donde se pueden admirar las vistas de Tokio desde su mirador del piso 52  y visitar el Museo de Arte Mori, que ha marcado un referente en el panorama de arte contemporáneo de Tokio.


Performance del artista Lee Mingwei en el Museo Mori






Share:

0 comentarios

LOS MÁS POPULARES:

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...