LA RUTA NIPONA: TOKIO (III) ASAKUSA



El tradicional barrio de Asakusa, con su inmemorial templo Senso-Ji, conserva mucho de ese espíritu del viejo Tokio.

A finales del XIX, el barrio era un distrito de ocio, aunque actualmente apenas se intuye.
El barrio no ha cambiado mucho en las últimas décadas, porque se ha construido poco, en comparación con otras zonas de Tokio.




La excepción es la emblemática Tokyo Sky Tree, que dada su ubicación, entre bajas casas vecinales y tendidos eléctricos al aire (muy habitual en Japón) parece un curioso regalo alienígena.

La zona está repleta de comercios y callejuelas que nos hacen trasladarnos al periodo Edo, época  que ahora sólo podemos disfrutar en películas o libros.





El barrio gira en torno al Templo de Senso-ji es el más antiguo y visitado de Tokio. Cuenta la leyenda que dos pescadores  encontraron una estatua de oro de Kannon, la diosa de la merced, cerca del rio Sumida. Los dos pescadores la volvieron a colocar en su sitio pero ésta siempre volvía a presentarse delante de ellos.
Así, los pescadores decidieron llevársela a Hajinomatsuti donde se guardó en un santuario cerca de Asakusa y, a partir de ese momento, el pueblo empezó a prosperar. Son ellos los fundadores de Asakusa.




Para acceder al Templo, lo ideal es entrar desde Kaminarimon (la Puerta del Trueno) custodiada por Raijin (Dios del Trueno) y Fujin (Dios del viento) que nos lleva a Nakamise, un paseo lleno de pequeñas tiendas tradicionales, a cada cual más pintoresca. Este paseo conduce hasta Hozomon (la Puerta del Tesoro), la puerta principal del Templo.



Kaminarimon: Puerta del Trueno



Sin duda alguna, adentrarse en el barrio de Asakusa, supone todo un viaje al pasado, el más añejo que podamos tener en la futurista Tokio.

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....