The man from Earth



Probablemente uno de los grandes "sleepers" de los últimos años. La cinta de Richard Schenkman es toda una muestra de que poco presupuesto no es sinónimo de decepción.

La historia es muy simple a priori: un hombre se va a mudar y reúne a varios de sus amigos en una especie de reunión de despedida. Hasta aquí todo normal... hasta que les revela que tiene 14.000 años. Todos se lo toman a coña, hasta que empiezan a hacerle preguntas y las responde ágilmente y de forma correcta, dando argumentos y dejando la puerta abierta a que todo sea verdad.

Todo se desarrolla en una habitación. No hay ni grandes ciudades destruidas, ni alienígenas amenazando con hacer desaparecer la Casa Blanca, ni anda suelto el primo de Godzilla. No hay efectos especiales, de hecho. La película es una continua narración en la que el protagonista, John Oldman, se descubre ante sus amigos y les cuenta la verdad. Y ellos, estupefactos, se ven atrapados por toda esa realidad ilógica. Y nosotros, como espectadores, somos arrastrados a ella y nos vemos en la misma situación que ellos. Justo aquí está la grandeza de una obra: no sólo no aburrir, sino ser apasionante. Y por descontado, original e inteligente.



La buenísima interpretación de los actores contribuye a que durante los 90 minutos que dura la cinta de Schenkman, nos mantengamos pegados a la pantalla esperando la siguiente frase. Y aunque personalmente no me creo la historia, como esos amigos que atienden sin parpadear al discurso, estoy atrapado en esta fantasía. Hasta un final brutal, realmente logrado, en el que hay un par de momentos dignos de elogio y que convierten a "The Man from Earth" en una de las mejores películas de "ciencia ficción" de la temporada. Vedla con la mente abierta y os encontraréis con una nueva joya a reivindicar. Toda una muestra de talento que, desgraciadamente, se perderá entre el mar de mediocres producciones americanas.

Puntuación: 7

Share:

2 comentarios

Recomendamos:

(2007-2017) LAS MEJORES CANCIONES DE LA ERA DIFUSA

Aunque no lo parezca, aún seguimos con las celebraciones de nuestro décimo aniversario difuso, de todas maneras con este post damos por clau...