Ponte la rebequilla que parece que refresca



Porque el hombre no sólo vive de estrenos de cine, siempre es obligatorio revisitar los clásicos y anoche tocó uno con mayúsculas de la mano de Alfred Hitchcock, porque Rebeca (1940) es posiblemente una de las 3 películas imprescindibles en la extensa filmografía del maestro del suspense, y eso es decir mucho a su favor,es más, posiblemente se le acuñó este término por esta película, porque es inquietante y oscura. Y es que nunca en la historia del cine tuvo tanto protagonismo un personaje que no aparece en una película, Rebeca, su personalidad inunda toda la película, martirizando a los protagonistas.



El film gira alrededor de una persona muerta, la Rebeca del título, eje sobre el que basculan todos los personajes, y de cuyo recuerdo se encarga de mantener su ama de llaves, la Sra. Danvers ¡impresionante personaje! porque su actuación es de manual de actriz secundaria y no la nefasta y paupérrima actriz esa que se llama Penélope.





El director no se preocupa de mostrarnos ningún "flashback" de la desaparecida, limitándose a construir la trama y la puesta en escena alrededor de su ausencia, más que de su presencia física. No sólo Rebeca es un personaje que sin que lo veamos, está presente, también Manderley, la mansión es casi un personaje más. Una presencia siniestra y poco acogedora para la segunda Sra. de Winters (reforzado por el hecho que el film expone su punto de vista), ya que el caserón era el territorio de Rebeca, y cualquiera que intente ocupar su lugar es una amenaza.

Suspense y Thriller psicológico en blanco y negro, peazo peliculón.

Puntuación: 9

Como anécdota, a raíz del éxito de la película, las chaquetillas de punto se le llaman tambien rebecas porque la actriz protagonista viste con esta prenda.

Share:

4 comentarios

Recomendamos:

(2007-2017) LAS MEJORES CANCIONES DE LA ERA DIFUSA

Aunque no lo parezca, aún seguimos con las celebraciones de nuestro décimo aniversario difuso, de todas maneras con este post damos por clau...