CINE OCULTO: LOS OJOS DE UN EXTRAÑO

Título original: Eyes of a stranger
Director: Ken Wiederhorn
Año: 1980
Duración: 84 min.
Reparto: Lauren Tewes, Jennifer Jason Leigh, John DiSanti, Peter DuPre.

Sinopsis: Jane (Lauren Tewes) es una reportera que persigue a un cruel asesino de mujeres (John DiSanti) en Miami. Su hermana, Tracy (Jennifer Jason Leigh), fue su víctima pero sobrevivió quedando ciega, muda y sorda. De hecho ella encuentra al asesino. Es el vecino amigable que vive en el piso de enfrente. Inicialmente insegura, cree que su novio, ni nadie, confía en su investigación (nadie le cree), está sola. Cuando comienza a aterrorizar a su vecino por teléfono, comienza un juego peligroso porque el asesino contraataca.


Clasificada como una película de terror, “Eyes of a Stranger” es más bien un thriller clásico que usa como fuentes de inspiración a “La ventana indiscreta” (1954), “Alguien me está espiando” (1978) y “Maniac” (1980). 

Paralelamente, ésta es una de la películas “de psicópatas que les gusta llamar por teléfono” que tuvieron en los ochenta una pequeña edad de oro, entre las que destacan la particularmente casposa No respondas al teléfono(1980), o la emocionante “When a Stranger Calls” (1979). El asesino disfruta aterrorizando a sus víctimas por teléfonos antes del crimen. Todo esto es relativamente de poca importancia porque Los ojos de un extraño tiene algo que sus contemporáneas no lo tienen: tensión y estilo.  

 Ken Wiederhorn sabe manejar una amenazante atmósfera, crea un suspense inteligente “a lo Hitchcock” y lo mezcla sabiamente con el típico cine slasher de los ochenta. Hay algunas escenas extrañas para admirar (una cabeza en una pecera) y pocas, pero muy buenas, escenas realistas sangrientas por cortesía de Tom Savini y Dean Gates. La cámara, las fotografía, la edición y la música (usada incidentalmente) son mejor aprovechadas si la comparamos con otras producciones “exploitation” de su tiempo.
 

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....