NO TE VAYAS DE NAVARRA: URDAX Y ZUGARRAMURDI



El fronterizo y apacible pueblo de Zugarramurdi con sus escasos 500 habitantes es perfectamente reconocible por cualquier hijo de vecino, gracias al caso más famoso de la historia de la brujería en España.

A medio kilómetro del pueblo existe la celebérrima gran cueva llamada de los Brujos (Sorgin-leze) en cuyo interior serpentea un arroyo llamado "el regato del infierno". En dicha cueva se reunían las brujas y brujos de la comarca para celebrar sus ritos. En 1610 la Inquisición procesó a una serie de personas acusadas de celebrar allí aquelarres, el resultado fue la condena a la hoguera de cuatro mujeres y dos hombres.

Tras leer un poco sobre el tema, uno saca la impresión de que con el pretexto de la brujería, los aldeanos y aldeanas se reunían allí para darle gusto al cuerpo en una fiesta orgiástica que tenía fines más dedicados al goce carnal que al diabólico.




El proceso de Zugarramurdi implicó a 29 vecinos que confesaron bajo tortura delitos varios, pero un teólogo enviado desde Madrid demostró que todo era falso, de poco sirvieron sus informes...


Actualmente, alimentada por leyendas y la relativa fama de películas allí rodadas, la cueva de Zugarramurdi es un destino turístico que reciben más de cincuenta mil visitantes al año. En su entorno han crecido los chiringuitos y puestos de souvenirs con sus brujitas-imán, brujitas-mechero, brujas de la suerte y demás gadgets relacionados, lo que le resta algo de encanto al bosque misterioso que rodea la cueva, no obstante el lugar conserva su halo de misterio, es esa clase de sitios donde tengo que decir que las fotos no hacen justicia a lo que realmente desprende la cueva, es más espectacular de lo que parece, a juzgar por las imágenes.





De todas maneras el visitante que acuda por afición a las cuevas más que a las brujas, hará bien en completar su excursión visitando las cercanas y aún más espectaculares cuevas de Urdax, un complejo de galerías kársticas excavadas por el río Urtxuma.











Tras una rápida visita que merece la pena por el pueblo de Urdax, nos dirigimos a las llamadas cuevas de Ikaburu, acompañados por un guía, como es lógico, nos introducimos por un laberinto de salas con formaciones de estalactitas y estalagmitas, la visita de aproximadamente una hora y viene acompañada de luz y sonido para introducir en materia más al visitante. La visita tan sólo nos incluye descubrir el 30% de la extensión de la cueva.







En la comarca se creía que estas cuevas estaban habitadas por lamias, pero quizá fueran bulos divulgados por contrabandistas y maquis que la usaban como refugio, en su interior se han encontrado restos que prueban que ya fueron habitadas en la Prehistoria. 

Dejamos atrás, estas dos poblaciones cercanas, donde vemos dos formas diferentes de descubrir cuevas, leyendas, historia y ciencia, igual de válidas, las dos visitas muy recomendables por si estáis por estos lares.

Es hora de cambiar de paisaje, esta vez más castellano, el sur de Navarra...

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....