LA MONTAÑA RUSA DE WES ANDERSON

junio 14, 2014

Lo mío con Wes Anderson es una historia curiosa, podría traducirse que entre este director y yo, hay una atormentada relación de amor-odio, no hay medias tintas con la filmografía de este espigado realizador que juega en la liga de directores modernos como Spike Jonze y que ya fué elevado a los altares como director de culto para la comunidad hipster.



O sus películas me parecen un soberano coñazo pretencioso, o me parecen una obra impecable de maravillosa factura. Me pongo a repasar la obra del texano y no puedo evitar de meter (con calzador) la metáfora de subirse en una montaña rusa.

Disfruté como un enano con Academia Rushmore (1998) protagonizada por un jovencísimo Jason Schwartzman, de ahí pasé a desesperarme y aburrirme con  Los Tenembaums (2001) y la insoportable, Viaje a Darjeeling (2007)volví a cobrar la ilusión con la maravillosa Fantástico Sr. Fox (2009) para que otra vez, Moonrise Kingdom (2012) me dejara frío.



Y así, subido en la montaña rusa de la obra de Wes "pelo churretoso" Anderson llegamos a la reciente El gran hotel Budapest.

Y es aquí donde nos encontramos con la que es la mejor película de este director,"El gran hotel Budapest" es una de esas películas que se vuelven maravillosas gracias a la estética: el vestuario, la dirección de arte y la fotografía están tan cuidadas que es imposible no enamorarse de cada uno de los bellamente simétricos y estrambóticamente coloridos planos.




 Ralph Fiennes encabeza un gran reparto donde todos están algo exagerados, tal y como pide el guión: Saoirse Ronan, Bill Murray, Jude Law, Tilda Swinton (escondida bajo el maquillaje), Lea Seydoux, Edward Norton... Son muchos los rostros que se pasean por la pantalla para poner su granito de arena al goce del espectador. Hay dos palabras que resumen este film (y la crítica): sorpresa y estética.

 Y es que toda la película supone una sorpresa tras otra, siendo la estética lo único que se mantiene estable, bellísima desde el primer plano.

Por primera vez en su carrera cinematográfica, Anderson ha dejado de mirarse su propio culo, y aparte de preocuparse de la estética, ha conseguido contar una historia fascinante...


Wes Anderson "Soy moderno y lo sabeis"




PUNTUACIÓN:




You Might Also Like

0 comentarios

RECOMENDAMOS:

SUPERHÉROES DE MIERDA QUE FRACASARON ESTREPITOSAMENTE

LMD siempre se ha caracterizado por ser un sitio solidario que siempre se acuerda de los olvidados y desfavorecidos, aquellos que hacen el...

Labels

2012 2013 2014 2015 2016 2017 aarau amberes amsterdam análisis andalucía animadultos aquitania areco argentina arquitecturas arte artículos asiático atenas avances barcelona basilea berlín berna blagaj bled bosnia bratislava brujas budapest buenos aires burgos camboya castelfranco chanante chester chorradas ciencia ciencia-ficción cine citas cittadella cómics conciertos críticas croacia crónicas curiosidades danang denuncia deporte difusa directores discoapocalipsis dubai dublín dubrovnik edam efemerides entrevistas escandinavia eslovenia español estadísticas estambul estocolmo europeo eventos extremadura felicitaciones filadelfia filmografilias footage fotografia friburgo frikadas grecia gruyeres guadalajara hanoi hiroshima historia hoian homenajes hue humor iguaçú Iguazú interlaken internacional Italia kyoto laponia latinoamericano leyendas liechtenstein lisboa listas literatura liubliana liveleak liverpool lofoten lucerna mancha marken medios mississippi miyajima mostar música musicales nacional nara nashville navarra nikko nipona nueva orleans NYC oculto opinión oranje pajas mentales personajes plitvice pocitelj política postojna redes sociales reflexiones reportajes de investigación reseñas retro road roma saigon salir sarajevo series shirakawago sibenik sigtuna sociedad SoundCloud split spotify subversión suiza takayama tecnología tendencias terror teruel thrillers tokio treviso trogir twitter ulster uppsala usa venecia viajes videojuegos viena vietnam vimeo visionados volendam washington webs wonder youtubes