Postcards from New Orleans (II)





...Pero todo no va a ser Barrio Francés en NOLA, los límites de tan insigne barrio, están delimitados al Este por Esplanade Avenue, Canal Street al Oeste y Rampart Street al Norte, cruzamos esta misma calle y nos adentramos en el parque Louis Armstrong, merecido homenaje de la ciudad que le vió nacer y que supuso uno de los mayores regalos de Nueva Orleans al Mundo.




La entrada circense al parque nos advierte ya de que es muy "sui generis". El diseño y trazado del recinto  resulta algo "kitsch", esculturas Ripolletscas del estilo Marina D,Or, puentes japoneses, estanques , jardines y cemento, mucho cemento conviven con la estatua de Louis Armstrong.



Dentro del parque se encuentra Congo Square, una plazoleta que lejos de ser bella, es muy importante por el simbolismo y la historia que encierra, está reconocida como el lugar en el que nace la identidad musical de Nueva Orleans: allí se reunían los esclavos en las tardes del Domingo junto con hombres libres de color para enormes y frenéticas celebraciones de baile y música de ritmos primitivos africanos en los que pueden rastrearse los orígenes de los géneros que años después nacerían allí.






Fascinados por la historia y el simbolismo del lugar, salimos del parque y nos adentramos en otro barrio mítico. Estamos en Treme.







Treme debe su nombre a su fundador Claude Tremé, fué el primer barrio afroamericano de EE.UU, cuando en 1812 llegan los primeros barcos de vapor por el Mississippi y explota la industria del azúcar y del algodón con plantaciones a lo largo del río. 

Grandes cantidades de esclavos procedentes de África llegan entonces a la ciudad, uniéndose a los criollos negros locales y demás esclavos de origen caribeño. 

Muchos de ellos se instalaron en este nuevo barrio, creado después de que el terrateniente propietario de la zona (Claude Tremé) diera una parte de las tierras a sus trabajadores.




Ni que decir tiene...que gran parte de la mitificación del barrio es gracias a la serie del mismo nombre de la HBO, ya sabeis, todo lo que tenga que ver con la HBO (Otro día tendremos que hablar de esta nueva religión, la religión HBO) es signo de cine de altos kilates...porque lo es, nada como esta serie muestra de una manera tan veraz el estilo de vida de Nueva Orleans y especialmente de este barrio, sus gentes, sus míticas bandas de Jazz Funeral, que hacen de la muerte una fiesta y un continuo pasacalles de música y dolor.





Es aquí donde los signos del huracán Katrina se hacen aún más evidentes, este barrio quedó inundado en su totalidad, el barrio poco a poco ha comenzado a recuperar su vitalidad que viene acompañada de sus habitantes, las casas de madera más cercanas al parque se muestran bien cuidadas, pintadas con vivos colores y con bellos jardines, conforme nos vamos alejando, nos encontramos con casas abandonadas con la madera podrida y casi desvencijadas.




Resulta curioso comprobar que Treme está dividido ahora en dos partes, ya que a algún político iluminado se le ocurrió la brillante idea de partir el barrio haciendo construir por encima una autopista. Leí no se donde y también me comentaron que por nuestra seguridad no es aconsejable cruzar más allá del puente, no lo comprobé, tampoco creo que fuera tan peligroso, no tuve esa sensación.








Abandonamos Treme con una sensación de paz y sosiego, aún nos queda un último capítulo para cerrar el libro de Nueva Orleans.

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

(2007-2017) LAS MEJORES CANCIONES DE LA ERA DIFUSA

Aunque no lo parezca, aún seguimos con las celebraciones de nuestro décimo aniversario difuso, de todas maneras con este post damos por clau...