Manifiesto Grecia

Hoy, en el año 2008, en el siglo XXI, el cuadro en el que vivimos es el cuadro del empobrecimiento generalizado de la población mundial como resultado de una política económica de pillaje por parte de banqueros, empresarios y políticos. En Europa la inflación hace subir el precio a todos los alimentos de consumo básico reduciendo el alcance de nuestros sueldos. Además, el aumento del paro como consecuencia de los reajustes del mercado capitalista, tras habernos hipotecado hasta el cuello, hace que la mayor parte de la población se encuentre con un futuro incierto. Una población que sólo encuentra en el trabajo la manera de asegurarse la subsistencia a sí y a sus familias.



Respetándonos aún menos, vemos cómo los estados inyectan millones de euros a los responsables de este tinglado. A la par una juventud que, aquí en el Estado español, no puede sino soñar con un puesto de trabajo con el cual ser mileurista. En Grecia, la misma juventud es llamada la "generación de los 700 euros". Los sociólogos preparan sus plumas y nos dicen que jamás en la historia la clase obrera ha perdido tantos derechos sociales sin manifestar el más mínimo rechazo. Esto es, nos apalean sin siquiera decir esta boca es mía.



Aislamiento de la población entre sí, entre los trabajadores, entre los vecinos, entre las familias, y un solo hilo conector que justifica la existencia de todos los actores sociales: el consumo, avivado a través de la televisión. Y para que nadie disienta, los tertulianos políticos, autoerigidos como creadores de opinión desde los medios de comunicación, que nos dicen que todos formamos parte de lo mismo, que todos tiramos de la misma cuerda, mientras nuestros dominadores hace ya rato que nos golpean con esa misma cuerda.



Este es el contexto en el que la policía ha asesinado en Atenas a Alexandros Grigoropoulos un joven de 15 años. Y esta es la gota que colma el vaso diario de explotación, de miseria, de falta de expectativas, de desposesión de nuestra vida y de nuestras decisiones. Este es el contexto en el que miles de personas salen a la calle a expresar toda la rabia contenida por años de abusos. Y este contexto es el mismo que vivimos hoy aquí, en el Estado español. Nos reconocemos en todas las personas que están luchando en Grecia porque reconocemos en sus intereses los nuestros. Porque reconocemos que ellos y nosotros somos a quienes nos ha tocado estar en el lado chungo de la Historia. Nos solidarizamos con ellos, para que les llegue nuestro calor, pero también para que ese calor que ellos desprenden sirva para que aquí pidamos cuentas y se la hagamos pagar a los responsables: el Estado, la Patronal y sus sindicatos cómplices, la banca y la prensa.

Fuente: Indymedia Madrid

Share:

1 comentarios

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...

LOS MÁS POPULARES: