Kitkate en Buenos Aires

28/10/11 

Pues después de algo más de doce horas de avión llegamos a Buenos Aires. Cansados, modo despojos humanos, pero súper profesionales, eso sí, que para algo hemos entrado en este país como "técnicos en capacitación".

Las primeras horas han transcurrido bien. Por fortuna ya nos hemos encontrado con nuestras compañeras Yolanda y Blanca, que están punto de cumplir sus dos meses de estancia, y nos han puesto al día de todo lo que hay que saber. Con la moneda bien, con la carta del restaurante ycomo pedir medio bife al punto, para que te entiendan, bien,(aunque nuestro "al punto" aquí es "tan chamuscado y recocido que si tiras el filete contra la pared se queda pegado"...), en el súper bien (aunque no haya encontrado queso de Burgos, luego dicen de la globalización). Pero lo que va a ser duro, muy muy duro es cruzar la calle. A ver, el conductor  bonaerense, no se fija en el semáforo más próximo. No. Tiene como referencía el de la siguiente bocacalle, o quizá el de la avenida de la izquierda, además los muñequitos de los semáforos van descordinados con el flujo del tráfico, o eso, o son armas de destrucción masiva.

En conclusión, es bastante probable que volvamos a España como "técnicos en descapatización". Me quejaba yo del tráfico en Roma. Señor. Aquí tienen avenidas de más de dieciocho carriles y un tráfico caótico, osea vives o mueres, pero tonterías las justas.

Bueno, aquí son las 6.45 de la mañana y el jet lag no me deja dormir. Primer día de curro. Cruzad los dedos, y deseadnos suerte. Vale, que al regreso nos despiden a todos, pero la idea es dejar el pabellón muy alto! Desde Recoleta, Buenos Aires, seguimos informando. Devolvemos la conexión.

 Cementerio de la Recoleta

30/10/11



Nada de extrañar que hoy decidiéramos pasear por un campo santo, porque estamos muertas.
Di y yo ya somos señoras mayores y por eso pasamos el día de cementerios, aunque luego nos metimos una parrillada para dos entre pecho y espalda, con vinito y todo, al solecito bonaerense. Un día fantástico para caminar.

Culminado con reunión de ancianas en el apartamento de Blanca. Lo cierto es que nos lo estamos pasando en grande, nos hemos reído un montón y acumulamos experiencia en términos laborales. Como por ejemplo, como guardar la compostura ante paseo cucarachil en mesa de buffet. En fin...seguiré informando que hoy ya no puedo ni pestañear.

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....