14/3/13

Crónicas helvéticas: Basilea

Estamos de vuelta, el viaje por la Confederación Helvética dió mucho de sí, ayudó bastante tener un coche de alquiler y que Suiza sea un país tan pequeño. De Oeste a Este, desde Basilea hasta Vaduz, la capital de Liechtenstein son menos de 200 km.



Aterrizamos pasadas las 3 de la tarde en el aeropuerto Mulhouse-Basel-Freiburg situado en suelo francés. Allí nos estaba esperando nuestro Volkswagen Polo para llevarnos a nuestra primer destino: Basilea la ciudad-encrucijada que se situa en la triple frontera franco-alemana-suiza.

Patio interior del Rathaus

Basilea nos recibió triste, lluviosa y plomiza, la luz no era ni de lejos la más idónea para realizar fotografías, sobretodo cuando te has dejado el trípode en casa, el hostel estaba alejado del casco histórico y hasta que llegamos allí la ciudad ofrecía un decadente aspecto industrial.

La escultura de Helvetia mira hacia el río Rin


Poco pudimos ver, aparte de recorrer el casco histórico, una visita al imponente Rathaus y la Munsterplatz ya que eran las 6 de la tarde, todos los museos ya cerrados (el de Jean Tinguely) poca gente por las calles a pesar de ser un viernes. La noche se nos echó encima paseando por la orilla del Rin.


Arte urbano en la zona industrial


El viaje continuaba al día siguiente con destino a Gruyères.

Recomendamos:

LMD PRESENTA: I FESTIVAL DEL CÍRCULO HAUSISTA

Desde LMD nos complace presentaros y sumarnos gustosos a este Festival de cine (Vía Telegram) que empezó este pasado 1 de Noviembre y...

LOS MÁS POPULARES: