Tomar teta nos hace más listos



La lactancia materna a largo plazo mejora el desarrollo cognitivo de los bebés, según un estudio de la Universidad McGill y el Hospital Infantil de Montreal (Canadá) que se publica en la revista 'Archives of General Psychiatry'.
Estudios anteriores han mostrado que los niños y adultos que fueron amamantados cuando eran bebés tienen mayores puntuaciones en las pruebas de inteligencia y otras medidas de desarrollo cognitivo que aquellos que tomaron leche artificial. Sin embargo, esta evidencia se ha basado en estudios observacionales en los que los niños que tomaban leche materna eran comparados con aquellos que no. Los resultados de estos estudios podrían ser complicados debido a diferencias sutiles en la forma en la que las madres lactantes interactuaban con sus hijos.
Los científicos realizaron un ensayo aleatorizado de un programa de promoción de la lactancia en el que participaban pacientes de 31 hospitales maternales y clínicas afiliadas en Belarus. Entre junio de 1996 y diciembre de 1997 los especialistas asignaron de forma aleatoria a los participantes a adoptar un programa de apoyo y promoción de la lactancia o a continuar con la alimentación de su elección.
Un total de 7.108 bebés y madres que visitaron las instalaciones de promoción de la lactancia y 6.781 que acudieron a instalaciones control recibieron entrevistas y análisis de seguimiento entre los años 2002 y 2005, cuando los niños tenían una media de edad de 6,5 años.
Las madres que siguieron el programa de lactancia eran más propensas a alimentar a sus bebés sólo con lecha materna a los tres meses y a todas las edades hasta el año de edad. A los 6,5 años, los niños de este grupo tenían una media 7,5 puntos superior en las pruebas que medían la inteligencia verbal, 2,9 puntos mayor en las que medían la inteligencia no verbal y 5,9 puntos por encima en las de inteligencia general. Los profesores también estimaban que estos menores eran académicamente superiores a los niños control tanto en lectura como en escritura.
Según los investigadores, incluso si esta diferencia de tratamiento pareciera casual, sigue sin estar claro si los beneficios cognitivos asociados de la lactancia se deben a algún constituyente de la leche materna o están asociados a interacciones físicas o sociales inherentes al amamantamiento.
Los autores señalan que los ácidos grasos de cadena larga y un componente conocido como factor de crecimiento similar a la insulina I, ambos descubiertos en la leche materna, podrían ser los responsables de las diferencias cognitivas.
Por otro lado, los investigadores apuntan que el componente físico y emocional de la lactancia materna podría conducir a cambios permanentes que afecten al desarrollo cerebral. La lactancia materna también podría aumentar la interacción verbal entre madre e hijo, lo que mejoraría el desarrollo cognitivo de los niños.

Hala chicos, ya sabeis, a tomar teta, que nos hace mas listos!!!!!! jajaja.

(Campillo)

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...

LOS MÁS POPULARES: