3/5/12

The devil inside

El cine de terror necesita reinventarse a sí mismo costantemente para no caer en la autoparodia; ejemplo es el ridiculizado ya cine de terror asiático de pelos y maldiciones varias, donde la espontaneidad y originalidad ya han pasado a mejor vida. 



El cine de terror actual se encuentra estancado en viejas fórmulas; se recurre al cine de exorcismos intentando emular éxitos pasados; se echa mano del 3D intentando ganar en impresiones fuertes (siendo generalmente el bolsillo del espectador el que queda impactado); otros tienden a la brutalidad y al gore enfermizo (como yo), ese de familias enfermas o vecinos depravados que ya no provoca más que la risa en el espectador; el cine americano compra los derechos de todo lo que mínimamente triunfa en otros mercados para intentar hacer su versión propia y tapar así su carencia de ideas originales.




De un tiempo a esta parte, se está recurriendo de nuevo al (socorrido) subgénero llamado "mockumentary" (falso documental) con desiguales resultados: ejemplo de que como se han hecho bien las cosas es la saga [REC] o Grave encounters y el caso contrario es The Tunnel y The devil inside.



La verdad es que no esperaba mucho de esta infame cinta, y efectivamente así ocurrió, el refrito falso documental + exorcismos no asusta a nadie, la película no escatima en tirar de todos los topicazos del género(la niña retorciéndose en la cama) sin ponerse colorados, los actores interpretan su papel como monos amaestrados y ¿A quién vamos a engañar? el cine de exorcismos con religiosos de por medio ya no interesa. 



No hay comentarios:

Recomendamos:

LMD PRESENTA: I FESTIVAL DEL CÍRCULO HAUSISTA

Desde LMD nos complace presentaros y sumarnos gustosos a este Festival de cine (Vía Telegram) que empezó este pasado 1 de Noviembre y...

LOS MÁS POPULARES: