Lars "Anticristo" Trier

mayo 20, 2009

Egocéntrico, prepotente y con alucinaciones de creerse un director visionario, así definiría yo al director danés Lars von Trier, uno de los abanderados del sobrevalorado, aburrido( y mareante) estilo cinematográfico dogma 95.

Porque, ¿que te puedes esperar de una persona que hace estas declaraciones?

"es la mano de Dios la que guía mis proyectos"
"soy el mejor director del mundo"
"´solo hago mis películas para mí mismo"




Y es que Lars Von Trier desató la polémica en Cannes con su película Antichrist, un ejercicio de sadismo con el espectador que causó la indignación de gran parte del público e inauguró los abucheos en el festival.

Antichrist
, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y Williem Dafoe, es la historia de una pareja que intenta superar la muerte de su hijo pequeño, quien se arrojó por una ventana mientas sus padres practicaban sexo. Su método: encerrarse en una cabaña en el bosque y enfrentarse a sus miedos.

Ablaciones, piernas atravesadas por enormes brocas, eyaculaciones sangrientas y violencia sin miramientos son los ingredientes de esta película, estructurada en capítulos y con un tono explícitamente religioso.



Pese a la arrogancia y la ironía que exhibió ante los medios, Von Trier reconoció que esta película ha sido como una suerte de "terapia" para superar la depresión que sufrió hace dos años y, por ello, ha sido la experiencia profesional más importante de su carrera. "Me vino bien la rutina del rodaje, pero todavía no he encontrado armonía en mi vida".

OPINIONES DE LA CRÍTICA:

“Un cuesco cinematográfico. Una de las mayores debacles de la historia del festival y la ida de olla más grande jamás vista de un cineasta” - Jeffrey Wells (Hollywood Elsewhere)

“El film más desesperante que he visto en mi vida” - Roger Ebert (Chicago Sun Times)

"Anticristo comienza con una pareja follando desaforadamente (sin trucos, con sexo explícito, con naturalismo que acredite la marca de la casa) mientras que su desatendido hijo gatea hacia una ventana abierta. Y dices, empezamos bien, que se note que Trier es el más heavy, que el plano a cámara lenta de un bebé estrellándose contra el suelo nos prepare para el desmadre emocional que se avecina (...) La imbecilidad con ínfulas de transgresión siempre goza de infinitos adeptos en estos templos de la alta cultura denominados festivales" - Carlos Boyero (El País)

You Might Also Like

6 comentarios

Recomendamos:

CRÓNICAS DE INDOCHINA: HANOI, EPÍLOGO DEL CAOS

...Y así, todo viaje que comienza, tiene su fin, aunque sea de manera inesperada. En nuestros planes previos, la capital de Vietnam no es...

TOP LECTURAS LMD: