DISCOS PARA RESCATAR DE UN APOCALIPSIS: AGÍLA (1996)


Podría decir sin ninguna duda que el disco "Agíla" de Extremoduro supuso para mí un brusco golpe de timón en lo que serían mis gustos musicales, un disco fundacional que determinaría mi camino de post-adolescencia.

 Corría el año 1.996, la época de la Ruta del Bakalao, las macro-discotecas Spook, Chocolate y Masía eran los templos de la música, el techno y el eurobeat empezaban con su inexorable decadencia y yo contaba con 17 años y mis conocimientos musicales eran más bien limitados, por aquel entonces presentaba un programa de radio de este género en una emisora de radio local. 

Fué entonces cuando sucedió: Un amigo puso en una juerga a sonar "Buscando una luna" el tema que abría el sexto álbum del grupo extremeño y mis conceptos musicales dieron un vuelco, descubrí el rock underground. La voz cazallera de Robe Iniesta y sus caústicas y poéticas letras, así, a pelo...


Salgo a pasear por dentro de mí veo paisajes que de un libro 
de memoria aprendí: 
* "llanuras bélicas y páramos de asceta 
- no fué por estos campos el bíblico jardín -; 
son tierras para el águila, un trozo de planeta 
por donde cruza errante la sombra de Caín "*


Agíla se trata probablemente del trabajo más popular de la banda, y el que les consagró definitivamente como grupo de éxito. 




Así fué como descubrí el himno generacional: So payasoel álbum contiene grandes canciones reseñables como:  CabezabajoPrometeoSucede, Me estoy quitando o El día de la Bestia. 

No sólo fuí yo al quien le pegó el picotazo, el gran disco de Extremoduro supuso todo un emblema para una generación, esa generación llamada "Hijos de la Constitución".

Share:

0 comentarios

LOS MÁS POPULARES:

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...