Ridley Scott es un mal padre

Un padre jamás le haría una putada tan grande a su hijo, y quien dice padre, dice Ridley Scott, en este este caso su hijo es Alien. El padre de la criatura ha regresado 33 años después de la mítica Alien, el octavo pasajero para supuestamente enderezar una saga y lo único que ha conseguido ha sido crear un producto caro de serie B que deja una sensación amarga de haber visto una película mediocre.



Una vez más la culpa vuelve a ser mía por crearme unas expectativas tan altas, y es que sinceramente no me esperaba esto del "padre de la criatura". Ridley Scott a pesar de sus altibajos en su extensa filmografía suele darle mucho empaque a sus películas, en esta ocasión la tan cacareada precuela de Alien decepciona.

La cinta tiene una factura estética y una realización excelente. Eso es innegable. Scott es un señor que sabe hacer cine. Punto. Por eso, que es lo salvable, le planto un cinco... Pero es un tipo que, como viene demostrando desde hace años, no sabe hacer guiones, ni elegir guionistas, ni corregir lo que le escriben ni (esto es lo peor) corregirse a sí mismo o aceptar que se le corrija cuando escribe una parida.

Y ahí está el gran hándicap de la película el guión es una basura, los personajes son tan planos y estúpidos que te la pela que mueran (eso que son científicos) lo que hace mermar todo el conjunto, la excusa de los Space Jockeys es un simple "mcguffin" para desembocar en un desenlace ramplón para la presentación de los xenomorfos.

Space jockey

Xenomorfo

Amigo Ridley, es usted un mal padre.

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...

LOS MÁS POPULARES: