Perros de Atenas

octubre 20, 2010

Cuando subimos a la colina de las Musas a echar un vistazo al monumento a Filopapo, no había nadie, ni Musas ni Blas. Nos sorprendió gratamente la tranquilidad del lugar lejos del agobio de la cercana Acrópolis, más concurrida que el metro de Sol en hora punta.


Pues bien, después de un escarpado ascenso a la colina de al lado. Nos encontramos con una vistas maravillosa de la acrópolis. Al llegar a lo alto, recuerdo que mencioné, "no hay ni Perry". Error. Perry estaba allí, ejerciendo de magnífico anfitrión para los atrevidos visitantes que escalan para contemplar las musas, y de paso el paisaje.

Perry, como le bautizamos, es uno de los miles de perros que vagabundean por Atenas, que son vacunados y alimentados por el Estado y los hospitalarios atenienses. Son inofensivos, duermen en la calle, esperan a que el semáforo se ponga verde para cruzar la calle y se les ve sanos y cuidados, siguen y acompañan al turista en su devenir por la ciudad. Perry, nos enseñó el lugar y nos mostró también la bajada más segura a los pies de Filopapo. Luego regresó a la cima de la colina a esperar más visitas.



Más de mil fotografías que nos hemos traído de Grecia, y creo que 999 son de Perry y sus amigos.






Esther Kitkate.

You Might Also Like

1 comentarios

TOP LECTURAS LMD:

Recomendamos:

CRÓNICAS DE INDOCHINA: HANOI, EPÍLOGO DEL CAOS

...Y así, todo viaje que comienza, tiene su fin, aunque sea de manera inesperada. En nuestros planes previos, la capital de Vietnam no es...