El Rastro

septiembre 15, 2010

Hacía años que no me pasaba por el castizo mercadillo madrileño de los Domingos, de vez en cuando merece la pena pasarse por los aledaños de la Plaza del Cascorro y Ribera de Curtidores para tomarle el pulso a la ciudad y fotografíar sus rincones y gentes.











You Might Also Like

2 comentarios

Recomendamos:

CRÓNICAS DE INDOCHINA: HANOI, EPÍLOGO DEL CAOS

...Y así, todo viaje que comienza, tiene su fin, aunque sea de manera inesperada. En nuestros planes previos, la capital de Vietnam no es...