Segovia

julio 06, 2009



De mi primera visita a Segovia este pasado fin de semana puedo sacar varias conclusiones:

1. Que en la más absoluta de mis ignorancias, no era consciente de su belleza y monumentalidad.
2. Que las fotos con trípode salen de puta madre
3. Que aplicarse entre pecho y espalda unos judiones segovianos , cochinillo asado y una botella de vino con 35 grados a la sombra, solo puede tener unas consecuencias funestas.
4. Que no hay nada más tonto que un obrero de derechas (ampliar foto de arriba)






Si al triunvirato del: Acueducto romano, Catedral de Santa María y El Alcázar de Segovia le añadimos la Judería, que, sin la fama de las de Toledo, Girona o Córdoba, no desmerece en absoluto a ninguna de éstas, el resultado es digno de una visita digna a una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad.







Sólo queda decir que a juicio de cada uno...tener mesura en los aspectos gastronómicos...

Nota Mental: Porque 30 años sin haber conocido al Sr. Cochinillo Asado, quizás es demasiado tiempo.

You Might Also Like

5 comentarios

Recomendamos:

CRÓNICAS DE INDOCHINA: HUE, CIUDAD IMPERIAL

La antigua ciudad imperial de Hue, uno de los centros culturales e históricos más importantes de Vietnam, es célebre por por su tradició...