ARQUITECTURAS OLVIDADAS: HOSPITAL PSIQUIÁTRICO DE PARMA

agosto 17, 2018

En un pequeño y pintoresco pueblo abandonado de la provincia de Parma, se aposenta un enorme y majestuoso edificio de inverosímil historia.

En el olvido permanecen ya las ostentosas y coloreadas fiestas que llenaban las noches de verano del que fue, en sus orígenes, la villa residencial de María Luisa de Austria. Durante los primeros años, sus aposentos albergaron a numerosos burgueses de la nobleza Europea de renombre para, posteriormente, cumplir la función de convento de los hermanos de San Domenico.
Nadie imaginaba por aquel entonces que de los lujosos cimientos de la riqueza se forjarían las cenizas del sufrimiento y la desdicha.
Este capitulo de la historia del Manicomio di C. comienza en 1873 cuando una terrible epidemia estalla en la ciudad. Rápidamente, la Administración de Parma se vio abrumada por una cantidad desorbitada de enfermos y, debido a la falta de recursos, decidió transferir temporalmente el hospital psiquiátrico de la zona a la antiguas instalaciones de lo que fue el Palacio Ducal. Lo cierto es que, lo que iba a ser una solución temporal, llegó a ocupar todas y cada una de las estancias de la residencia veraniega de la que fue Duquesa de Parma, hasta el día de su cierre.

Su larga historia como hospital mental duró más de un siglo y, a lo largo de este, se llevaron a cabo las más macabras intervenciones psiquiátricas de dudosa moralidad que otorgarían a este lugar su notable popularidad.  
Este conocido manicomio llegó a alojar a más de 1200 pacientes con sus correspondientes 170 enfermeras, un número muy inferior si tenemos en cuenta semejante cantidad de enfermos.

Muchos de los internos llegaron a un hospital mental con un diagnóstico leve y, a pesar de su insignificante patología, la gran mayoría pasaron el resto de sus vidas en esta cárcel psiquiátrica. Algunos de estos simplemente eran alcohólicos, prostitutas o vagabundos cuyo destino fue el mismo que el de sus compañeros. Otros testimonios relataron que, al adentrarse en las instalaciones del antiguo Palacio Ducal, perdieron toda relación con el mundo exterior.
Finalmente, a principios de los años noventa, se produjo el cierre definitivo de esta institución mental y con ella el cese de años de sufrimiento.

FUENTES: decadenciaurbana.com

You Might Also Like

0 comentarios

RECOMENDAMOS:

RONDA: CIUDAD SOÑADA

Ronda (34.000 habitantes) la ciudad de los toreros goyescos, de la plaza de toros más antigua (1748) de los contrabandistas, de los band...