21/2/17

ARQUITECTURAS OLVIDADAS: AEROPUERTO MIRABEL (Montreal)

Ahora que en España lamentamos amargamente los gastos inútiles realizados durante los años de bonanza económica en infraestructuras ruinosas me he encontrado con la asombrosa historia del que probablemente sea el mayor aeropuerto fantasma del Mundo: el de Montreal Mirabel.



La historia del aeropuerto de Montreal Mirabel es la mejor representación de cómo la burbuja urbana de Montreal estalló en los años 70 y 80, en una sucesión de acontecimientos que empieza a resultarnos familiar a los españoles: Una ciudad que vivió un gran auge económico durante los años 60 y acogió grandes eventos internacionales como la Exposición Mundial de 1967 o los Juegos Olímpicos de 1976, para la que el mastodóntico aeropuerto tenía que ser la guinda del pastel de su consolidación como urbe de referencia en América del Norte.



 Pero la Montreal de 1975 no triplicó su población en los siguientes 25 años, como se esperaba; sus residentes han estado pagando las deudas causadas por la organización de los Juegos Olímpicos de 1976 hasta el siglo XXI y ha sucumbido en la pugna como capital económica de Canadá ante la pujanza de Toronto. En ese contexto, una combinación de graves errores de cálculo,decisiones políticas y de gestión desastrosas, el auge de una ciudad rival y los efectos negativos del desarrollo tecnológico en la aviación acabaron convirtiendo el proyecto de Montreal Mirabel, que iba a ser el mayor aeropuerto del mundo por superficie proyectada, en lo que se llama un elefante blanco: un proyecto que genera muchos más gastos de mantenimiento que beneficios.

 El plan del aeropuerto Montreal Mirabel era construir seis pistas y seis terminales en sucesivas ampliaciones que se llevarían a cabo hasta el año 2025 y dejaría a Mirabel preparado para recibir a 40 millones de pasajeros al año. Sin embargo, en el mejor de sus años como aeropuerto internacional de Montreal no consiguió pasar de los 3 millones de viajeros. El coste de construcción del aeropuerto de Mirabel, inaugurado en 1975, se elevó a una cifra cercana a los 500 millones de dólares canadienses de la época. El aeropuerto Montreal Mirabel no acababa de gustar a los pasajeros, que lo veían demasiado lejano, y para las aerolíneas, que se enfrentaron a la dificultad de recorrer decenas de kilómetros para las conexiones con vuelos entre Europa y Norteamérica.

  Parte de las decenas de miles de hectáreas expropiadas a pequeños propietarios locales por el gobierno para la construcción del aeropuerto Montreal Mirabel fueron devueltas por el gobierno canadiense a sus propietarios originales, habiéndose disculpado por ello. Uno de los hangares de Mirabel está siendo utilizado por el fabricante Bombardier para ensamblar un modelo de avión para el servicio regional de viajeros y parte de su pista de aterrizaje está siendo utilizada como circuito para carreras automovilísticas.


 El edificio de la terminal de viajeros del aeropuerto de Mirabel está abandonado, aunque se utiliza ocasionalmente para rodajes de películas y videoclips. La mayor parte de la película La terminal, protagonizada por Tom Hanks, fue rodada en este aeropuerto. El hotel vecino al aeropuerto está cerrado al público y en estado de abandono. Algunos edificios administrativos de la zona también han sido abandonados. Las carreteras de acceso no reciben casi tráfico y los aparcamientos del mismo están absolutamente vacíos.



FUENTES: Canadalandia.

Recomendamos:

LMD PRESENTA: I FESTIVAL DEL CÍRCULO HAUSISTA

Desde LMD nos complace presentaros y sumarnos gustosos a este Festival de cine (Vía Telegram) que empezó este pasado 1 de Noviembre y...

LOS MÁS POPULARES: