GILEY: UNA DE NOVELA NEGRA MANCHEGA

septiembre 08, 2015

GILEY (Julián Ibañez, 2010, RBA - 208 páginas)



El giley es un juego antiguo. Los monarcas se jugaban a las cartas los doblones de oro y a veces el reino... algunos, como el policía Cobos, se juegan la vida. Cobos, descendido de Madrid al paisaje ocre de Puertollano, es un policía que regenta un garito ilegal donde juegan quinquis, chulos y borrachos y, en teoría, se enc arga de Lesiones y Menores en la comisaría. 

Fardón y farolero, a Cobos le agrede en el portal de su propio garito una rubia ceñida a un vestido rosa calabaza y que no tiene el gusto de conocer, pero a quien comenzará a buscar como una novia despechada. Tres días después, la Guardia Civil la saca de un riachuelo cerca de Puertollano y Cobos se dará cuenta de que, por presumir, ha repartido cartas de sospechoso en una partida que acabará entre rejas o aún peor.




No es lo mismo La Mancha que Manhattan por poder dos lugares de raigambre literaria, en nuestros días trasladar el escenario de la trama a Puertollano es de audaces y de más audacia aún mostrarnos unos personajes y un paisaje ocre, como comentan en la contraportada, violento, bizarro, esquinoso, nada complaciente, tipos que viven en la cuerda floja y donde la ternura queda para los recuerdos de la infancia. Nada en Ibáñez, o al menos en esta obra del autor pues su carrera es muy dilatada, es delicado, ni sumiso, ni fácil. 

La carrera de Julián Ibáñez en la literatura tiene muchos jalones, personalmente me gusta más cuanto más se interna en el panorama manchego, cuanto más natural es y sobre todo cuanto más ficción le echa. No es cuestión aquí de reivindicar la obra de un escritor de este nivel, aunque tendría que serlo, pero a estas alturas me es imposible no reconocerle como uno de nuestros activos más importantes en la novela negra. Sé que no es muy conocido, que su mundo es muy brusco y algo casposo, sé que no venderá muchos ejemplares, pero cuando tomo una novela de este autor sé de sobra lo que hay detrás y no es otra cosa que buena literatura. De la de verdad. No todo van a ser batallitas de clase media con sus dudas existenciales en las terminales de aeropuertos internacionales. La literatura de verdad tiene siempre bastante de descarnado, que se lo digan a Steinbeck, Faulkner o a Bukowski por poner a tres.

Crítica: Revista Prótesis

You Might Also Like

0 comentarios

RECOMENDAMOS:

SUPERHÉROES DE MIERDA QUE FRACASARON ESTREPITOSAMENTE

LMD siempre se ha caracterizado por ser un sitio solidario que siempre se acuerda de los olvidados y desfavorecidos, aquellos que hacen el...

Labels

2012 2013 2014 2015 2016 2017 aarau amberes amsterdam análisis andalucía animadultos aquitania areco argentina arquitecturas arte artículos asiático atenas avances barcelona basilea berlín berna blagaj bled bosnia bratislava brujas budapest buenos aires burgos camboya castelfranco chanante chester chorradas ciencia ciencia-ficción cine citas cittadella cómics conciertos críticas croacia crónicas curiosidades danang denuncia deporte difusa directores discoapocalipsis dubai dublín dubrovnik edam efemerides entrevistas escandinavia eslovenia español estadísticas estambul estocolmo europeo eventos extremadura felicitaciones filadelfia filmografilias footage fotografia friburgo frikadas grecia gruyeres guadalajara hanoi hiroshima historia hoian homenajes hue humor iguaçú Iguazú interlaken internacional Italia kyoto laponia latinoamericano leyendas liechtenstein lisboa listas literatura liubliana liveleak liverpool lofoten lucerna mancha marken medios mississippi miyajima mostar música musicales nacional nara nashville navarra nikko nipona nueva orleans NYC oculto opinión oranje pajas mentales personajes plitvice pocitelj política postojna redes sociales reflexiones reportajes de investigación reseñas retro road roma saigon salir sarajevo series shirakawago sibenik sigtuna sociedad SoundCloud split spotify subversión suiza takayama tecnología tendencias terror teruel thrillers tokio treviso trogir twitter ulster uppsala usa venecia viajes videojuegos viena vietnam vimeo visionados volendam washington webs wonder youtubes