CRÓNICAS ORANJE: AMSTERDAM "LA GUAPAFEA"


He de confesar que tampoco sentía una especial ilusión por visitar Amsterdam, es esa clase de ciudad que tienes la sensación de conocer gracias al bombardeo continuo de los medios de comunicación y el cine. También es cierto que Amsterdam es una ciudad que debe de ser visitada al menos una vez en la vida, tal vez debería de haberla conocido mucho antes, con 20 años por poner un ejemplo.




Dicho esto, no quiero decir que a mis 36 años me sienta mayor para visitar una ciudad que parece diseñada para el ocio desenfrenado de hordas juveniles en busca de los tópicos de fumar porros, beber cervezas e irse de ronda nocturna por el barrio rojo.
Amsterdam, más allá de sus ofertas de vicios nocturnos (y diurnos) es una ciudad vibrante, tolerante, liberal y amable.

Plaza Dam y Palacio Real al fondo

Las ominpresentes bicicletas

Y el abundante arte urbano en las callejuelas




No es especialmente bella ni monumental, como puede ser cualquier otra ciudad europea con un centro medieval apabullante (y aburrido), realmente la belleza de Amsterdam radica en su cultura urbana y el ambiente “cool”que se respira, donde sus habitantes te reciben despreocupadamente con una sonrisa.

Bien es cierto que sus bellos canales trazados como anillos concentricos (sólo los del centro histórico) te atrapan pero tampoco te maravillan especialmente, pero ¿Quién soy yo para criticar unos canales declarados Patrimonio de la Humanidad que fueron todo un hito del diseño urbanístico? ¿Será culpa mía por documentarme visualmente tanto antes del viaje? 

Decoraciones bizarras en las ventanas


Y gente paseando con sombrero de copa


La primera impresión al atravesar la puerta de la Estación Central es más bien de indiferencia, Amsterdam nos recibe gris y plomiza, ante mí se destapa la gran explanada de la Stationplein, bullicio de gente, trasiego de maletas y mochileros de todo el mundo,  penetrante olor a hierba, algo sucia y ruidosa, mi opinión es que Amsterdam necesita ser evaluada tras pasar unos días en la capital holandesa, poco a poco te va encadilando con su paisaje humano y su retórica urbanística.






Es como una guapafea que te va gustando poco a poco…

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....