Por el postureo te quiero, Liechtenstein


En mis anteriores crónicas viajeras, se me quedó en el tintero contaros mi experiencia en el Principado de Liechtenstein, ese minúsculo cubil de dinero sucio país  situado entre Suiza y Austria, que más que nada sólo sirve para el postureo, para pavonearte entre tus amistades mientras te tomas unas cañejas y sentirte orgulloso de haber visitado y escribir correctamente tan exótico país...






Liechtenstein, es el país número 20 que visito, es el país donde el único establecimiento de kebabs a 6 Euros la pieza está regentado por un austriaco.

Donde su capital, Vaduz, me recuerda al paloduz que estuve chupando donde todo mi viaje porque estaba dejando de fumar, donde en la oficina de turismo las ociosas trabajadoras, casi te escupen por pedirles que te informen de los lugares de interés.



Donde el verdadero punto de interés, el Castillo de Vaduz (S. XII) es imposible visitar, ya que en el reside el príncipe Hans-Adam II. 

- "strictly private" nos dijo la señora tan desagradable de la oficina de turismo, que tenía pinta de ser más monárquica que el propio Hans-Adams II, seguro que es una de esas que sale a agitar la bandera. ¿Puede haber algo estrictamente privado?  O algo es público o privado ¿pero estricto?

Que digo yo, en la única Oficina de Turismo del país, no es muy inteligente poner a semejante escuerzo de tía detrás del mostrador...aunque no creo que les importe mucho, nosotros no éramos esa clase de turistas que buscan por estos lares.

...Y poco más que añadir, bancos por doquier, palacetes, coches de alta gama y trajes por todos lados.




Pues eso, Liechtenstein, postureo 100%, para decir alguna vez: Yo estuve allí, y me aburrí....

Share:

2 comentarios

LOS MÁS POPULARES:

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...