Mitologías rockeras (VIII): El teclista encapuchado de Los Bravos

Saludos de nuevo, tras el parón de Semana Santa vuelvo a los quehaceres blogueros...

Y aquí va un nuevo capítulo de la sección de Mitologías Rockeras: Este mes dedicado a Los Bravos.



Manolo Domínguez se suicidó apenas unos días después de que su mujer, Loti (a la que había conocido meses antes, durante la grabación de un programa televisivo en Milán, con Los Bravos como estrellas) muriera en un trágico accidente automovilístico. Las revistas del corazón, que poco antes habían empapelado los quioscos con la imagen de la feliz pareja pop en portada, volvieron a la carga con titulares como ‘Romeo y Julieta 1968: Manolo murió por amor’

Pero el show debía continúar, y para Los Bravos, el show lo era todo; unos años antes se les había lanzado con una astuta maniobra promocional, en la que se presentaban como un grupo fantasma, que ni siquiera sulanzamiento. Funcionó. ¿Por qué no repetir la jugada? Para  sustituir a Manolo, decidieron contratar al británico Peter Solley (que haría fortuna con Procol Harum y posteriormente en Whitesnake; no era el primer ‘fichaje’ de relumbrón internacional porque siempre se dijo que Jimmy Page y el casi-Beatle Klaus Voorman tocaron en Black Is Black) y presentarle en directo ante la prensa y los fans... encapuchado. 

Los rumores se desataron, pero no en el sentido que los representantes de la banda pretendían; se llegó a especular que era el teclista original, que no había muerto, pero estaba terriblemente desfigurado. Un desastre promocional que finiquitó la proyección de la banda. No estaba España preparada para un show a lo Alice Cooper


FUENTE: RollingStone

Share:

0 comentarios

LOS MÁS POPULARES:

Recomendamos:

FILMOGRAFILIAS: KURT RUSSELL

66 primaveras contemplan a este actor de ojos claros y con 95 acreditaciones en películas y series desde 1962, si tenemos que definir al...