CRÓNICAS DEL VÉNETO: CASTELFRANCO Y CITTADELLA

Y por fin, después de dos meses repasando y relatando las crónicas balcánicas (Y del Véneto) cerramos la persiana viajera por este año, damos un ligero paseo en una mañana por dos pueblos amurallados cercanos a Treviso que nos recomendó el dueño del hostel donde nos alojábamos.


CASTELFRANCO VÉNETO

Debe su nombre a la zona franca que aquí había en el pasado: Cuando se terminó de construir el castillo, la alcaldía del lugar concedió un pequeño feudo (constituido de una casa y de un pedazo de tierra cultivable) a las familias que aceptaban de vivir al interior del castillo y tomar las armas  y caballos para defender la ciudad en caso de ataque. Estas cien familias que poblaron la ciudad fueron exentadas del pago de los impuestos. De aquí llega el nombre de Castel-Franco.



La ciudad se caracteriza por sus murallas cuadradas, de ladrillos rojos, que han llegado a ser su símbolo.  Las murallas son altas 17 metros y cada lado es largo unos 230 metros. Las torres en los ángulos de las murallas y las dos centrales de entrada se han conservado muy bien y subrayan la función de defensa de la ciudad. El área central, con las murallas, está rodeada por un fosado que subraya otra vez la antigua función de defensa.










CITTADELLA

La fundación del pueblo se remonta al 1220, cuando el Municipio de Padua decide crear desde el principio, en el sector de la llanura veneta, un lugar fortificado para proteger las zonas de confín de su condado contra las ciudades de Treviso y Vicenza y, además de controlar a los “caciques”  locales, para iniciar una política de colonización agraria.





Art decó en Cittadella






Entre el siglo XII y el siglo XIII la República Municipal de Padua empieza un fuerte impulso expansionista que la ve enfrentarse con los municipios vecinos de Treviso y Vicenza.. La fundación de Cittadella está insertada en esta contexto. Cittadella padece, entre el 1237 y el 1256, la terrible dominación del “cacique” local Ezzelino III desde Romano el cual, en el 1251, construye la Torre de Malta como horrible prisión para sus enemigos. 

Durante los siglos XIV y XV el pueblo vuelve bajo el control de los Carraresi de Padua llegando a ser una verdadera capital de provincia del territorio paduano. En el 1406 Cittadella, como todo el interior véneto, pasa bajo el control de Venecia que envía sus magistrados en el pueblo y, encontrando por esto, la dura oposición de la población local. 



La Serenissima domina en estas zonas hasta el 1797, cuando Napoleón, con la campaña de Italia, conquista todo el norte. Después del tratado de Viena en el 1815 el Véneto pasa bajo el control de los austriacos hasta el 1866, año en el que Cittadella entra en el Reino de Italia.
Hoy Cittadella es un Municipio de la provincia de Padua con aproximadamente 20.000 habitantes y una extensión de 36 km².







Share:

0 comentarios

Recomendamos:

LIVERPOOL: MONUMENTAL Y GEORGIANA

Tercer post dedicado a la ciudad de Liverpool y nuestra particular visión sobre esta ciudad del norte de Inglaterra. Seguimos paseando desor...