CINE OCULTO: RIGOR MORTIS

RIGOR MORTIS

Título original: Geung Si
Director: Juno mak
País: Hong Kong
Año: 2013
Duración: 101 min.
Sinopsis: En los años ochenta, Chin era una estrella del cine de terror en China. Hoy malvive como una vieja gloria, separado de su familia. Prácticamente arruinado, se dirige a un edificio abandonado para poner fin a su miseria, pero su plan se verá truncado por la irrupción de las fuerzas del mal. 



Artes marciales, fantasmas, posesiones, sacrificios, magia negra, vampiros y sangre ¡Mucha sangre! Creo que esto resume perfectamente el contenido de la película hongkonesa dirigida por Juno Mak, Rigor Mortis. Que por cierto también es un reconocido cantante pop en su país, pero de eso no hablaremos aquí.



Rigor Mortis es una amalgama de géneros, la película desde su nombre nos dice que trata del proceso post mortem de un ser humano; la historia te explica metafóricamente mucho en este aspecto, pues nos muestra en pantalla fantasmas que deambulan pidiendo justicia, muertos vivientes resucitados por medio de magia negra, además de las visiones que supuestamente se tienen en el instante que estás perdiendo la vida y por último, y no menos importante, el fenómeno del vampirismo. En esto parece ser que es donde el director se enfoca más, ya que la película en sí es un homenaje a  Mr. Vampire (1985), de la cual recicla actores en su obra.


La cinta no es más que una serie de acontecimientos que te llevarán a una clásica batalla final entre el bien y el mal, con mucha sangre, artes marciales, fantasmas y demás rarezas que encontrarán en este film. Rigor Mortis es una de esas películas que en su primer tramo te gusta, luego deja de interesarte, luego vuelve a remontar y después ya no sabes a que atenerte. A falta de buenos diálogos y con una trama no tan compleja, te atrapa su atmósfera opresiva y oscura...

Share:

0 comentarios

Recomendamos:

3 PELÍCULAS PARA SENTIRSE "ORGULLOSO"

Desde LMD, una vez más de manera oportunista nos subimos al carro de la actualidad y las celebraciones del World Pride madrileño. Y como no....