In memorian Enrique Morente

diciembre 13, 2010





Entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré crecer mis cabellos.

Tropezando con mi rostro
distinto de cada día,
asesinado por el cielo.

Asesinado por el cielo,
Asesinado por el cielo,
entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré crecer mis cabellos.

Con el árbol de muñones que no canta
y el niño con el blanco rostro de huevo.
Con los animalitos de cabeza rota
y el agua harapienta de los pies secos.
Con todo lo que tiene cansancio sordomudo
y mariposa ahogada en el tintero.

Tropezando con mi rostro distinto de cada día.
¡Asesinado por el cielo!
¡Asesinado por el cielo!

Tropezando con mi rostro
distinto de cada día,
asesinado por el cielo,
asesinado por el cielo.

You Might Also Like

3 comentarios

RECOMENDAMOS:

RONDA: CIUDAD SOÑADA

Ronda (34.000 habitantes) la ciudad de los toreros goyescos, de la plaza de toros más antigua (1748) de los contrabandistas, de los band...